Fotografía y el adulto mayor.

La fotografía y el adulto mayor, una vía de expresión, otra forma de platicar. Por Augusto Bernardez

La fotografía como disciplina puede ser de gran beneficio cognitivo para el adulto mayor. además una buena forma de evitar el sedentarismo

No tomas una fotografía, la haces.- Ansel Adamas

La práctica fotográfica nos permite acercarnos a personas, sentimientos, ideas e incluso recrear aspectos de nuestra vida.

Nos ofrece la oportunidad hacer una pausa y contemplar nuestro entorno con calma, de echo una característica de “tomar fotografías” es que es una actividad muy relajante y puede ser muy gratificante.   

A pesar del avance tecnológico y la sofisticación de la cámara fotográfica, el principal factor permanece intacto: “el poder de observación”; más allá de lo sofisticado que pueda ser una cámara, el lente o el medio final (en la actualidad además de ser mas económico, accesible y se puede apreciar el resultado final mucho más rápido) los mas importante sigue siendo la capacidad de observar. El dedicar tiempo a observar el entorno además de focalizar algo que compartir por su forma, color o textura es el elemento principal y la esencia de la fotografía.

Pero más allá de la concepciones artísticas o creativas la fotografía nos ayuda a un envejecimiento activo y saludable, las razones son muchas, entre ellas:

“Salir a tomar fotos” nos implica recorrer el entorno, lo cual permite romper la monotonía, salir de lo cotidiano y romper la rutina.

Ayuda a la coordinación, la personas, poco a poco van desarrollando una mejor coordinación ojo-mano, de echo llega un momento que el adulto mayor lo comienza a hacer de manera intuitiva y casi automática con el tiempo, centrando la atención mas en el objeto o sujeto a fotografiar y olvidando la correlación muscular que implica el proceso.

El interés en el entorno ayuda a crear nuevas historias que compartir.

La fotografía ayuda a compartir momento, genera cosas que compartir. El proceso que lleva a la imagen final, sin importar el resultado, siempre va acompañado de toda una historia digna de contarse, lo cual se vuelve una motivación y disparador para la convivencia.

Las imágenes siempre van impregnadas de la visión y experiencia del adulto mayor, lo cual se puede ver en el trabajo de personas como Ansel Adams o actualmente Peter Lindbergh que su mejor producción la ha hecho después de 70 años y es un referente de la fotografía de Moda.

Y otro aspecto muy interesante, es “quita el miedo a la brecha tecnológica”, el adulto mayor poco a poco va perdiendo el miedo al equipo y va descubriendo nuevas funciones u opciones creativas, con lo cual se va vinculando a la cultura digital contemporánea.

Recuerda que si tienes cualquier duda o comentario, recuerda siempre comunícate con nosotros.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *